(★) Fanfic para el concurso: La gran travesía

Fanfics, fanarts, AMV's... trabajos de los fans con la temática de Dragon Ball y todo el Merchandising que podemos encontrar de la serie.

Moderador: SSJFrancisco

Responder
Avatar de Usuario
Veigue
Cometa Rojo
Mensajes: 3346
Registrado: 05 Jun 2006, 14:53
Ubicación: Zawa... Zawa...

(★) Fanfic para el concurso: La gran travesía

Mensaje por Veigue » 30 Nov 2017, 22:44

Conceptualmente, el relato nació como una secuela temática de mi primera obra. Lo que en 2011 homenajeaba a los fics chusteros con Mary Sues ahora homenajearía al relleno, revisando todos sus horribles tics; las incoherencias, la repetición, los personajes nuevos metidos con calzador, los antiguos que regresan sin venir a cuento, los flashbacks y esa sensación general de hastío que sobreviene cuando tienes un objetivo importante en perspectiva pero los mecanismos que controlan la historia parecen trabajar activamente para impedirte llegar hasta él.

Mi misión, por tanto, consistía en identificar dichos tics para luego poder encuadrarlos dentro de una narración satírica con planteamiento, nudo y desenlace capaces de satisfacer las expectativas de los fans del anterior. Literalmente, una carta de amor al relleno que debía funcionar también como ente propio separado de su temática subyacente.

Con eso en cuenta, se entenderá que lo de situar la acción durante el viaje a Namek no fuese un acto en modo alguno casual. Primero, me proveía de las armas narrativas para crear mundos imaginativos por los que mis personajes pudieran campar sin necesidad de malgastar páginas estableciendo yo la historia de fondo. Esto es, Bulma, Krilin y Gohan podían desembarcar en planetas extraños ya desde el minuto uno. Segundo, evocaba al relleno por sí mismo, a causa de los interminables episodios que ya produjera Toei para el anime. Tercero y último, la nave como elemento inmutable podría utilizarse para marcar la futilidad del avance por los párrafos. Independientemente de todas las penurias que el grupo sufriera durante el capítulo correspondiente, la vuelta a la nave simbolizaba la vuelta al statu quo, que permanece inerte en el tiempo pero también en el espacio. El grupo está tan cerca de Godot al principio del primer capítulo como al final del último.

En mi mente, todo se cocinaba solo. Las relaciones funcionaban y las ideas viajaban como la metralla durante un conflicto armado entre países incapaces de llegar a un acuerdo. El fic, o eso parecía, iba a ser un camino de rosas.

Así que me puse a trabajar, y fue ya durante estos primeros compases cuando choqué contra el primer muro. Contra una certeza tan aterradora y dolorosa como inapelable: despojada de las ochenta capas de ironía que suelen poblar mis escritos, incapaz de justificar su pobreza con la excusa de que lo que en realidad presento son textos de analfabetos imaginarios, mi prosa resulta, en el mejor de los casos, extremadamente limitada. Y, en esta ocasión, no había nada sobre los cimientos de la historia que pudiera usar para disimular que yo en realidad no sé escribir.

Desesperado, me tragué el orgullo en aras de salvar mi obra y mostré esta primera versión al usuario Mota, suplicando por alguna fórmula mágica para resolver el contratiempo. Él me dijo (y todavía se me llenan los ojos de lágrimas cuando me retrotraigo hasta ese momento) lo siguiente:

Re: Crisis Creativa
Enviado: Lun Nov 06, 2017 3:50 pm
De: Mota
destinatario: Veigue

Kei Kurono, pisha, perdiste la perspectiva en relación a todo este asunto. La gente no quiere una prosa bonita. O, más concretamente, la prosa bonita no basta para llegar al gran público. Siento decirte que te has dejado absorber por el eterno debate de la forma contra el fondo, el qué contra el cómo o la vasija contra su contenido. Vamos a probar un ejercicio: imagina dos vasijas. Una, chapada en oro con joyas engarzadas, contiene simple agua corriente. Otra, de barro y modesta, lleva en su interior la verdad sobre la naturaleza de la existencia. Tú, Kei Kurono, eres la segunda. Así que deja de autocompadecerte y sigue escribiendo, y escribe la verdad. Y anímate cohone que ere mu grande.

Aquellas palabras resonaron en mi ser cual epifanía de Jesucristo ante Pablo de Tarso al caerse del caballo, renovando mis debilitadas fuerzas y, lo admito de nuevo, haciéndome llorar como una magdalena. Iba a seguir escribiendo hasta el final, y os iba a contar a todos la verdad. De esta primera revisión salió la cita que decidí incluir al inicio de la historia:

No se sabe cuándo se usaron rellenos por primera vez. La evidencia documental más antigua es el libro de recetas romano De re coquinaria, obra de Apicio, que contiene recetas de pollo, liebre, cerdo y lirón.

Wikipedia, 6 de Noviembre de 2017


Así como la idea de que todos los capítulos empezaran con el siguiente párrafo:

Gohan cerró su libro de texto con la satisfacción del tiempo bien invertido. Era lo suficientemente responsable para saber que quien vale para salir de aventuras por el espacio junto a un calvo y una inventora histérica luego tiene que valer también para el desarrollo intelectual. Además, nunca se sabe cuándo la geometría te va a salvar la vida.

El cual, de nuevo, servía un propósito múltiple. Primero, acercar mi Gohan a su versión exagerada del anime. El eterno estudiante que, si por él fuera, se habría puesto a repasar geografía para hacer tiempo hasta que le tocara pelear contra Cell. Segundo, y parafraseándome, realzar la vuelta al statu quo. Que permanece inerte en el tiempo pero también en el espacio. El hijo de Goku se tornaba en una suerte de Bill Murray en El día de la marmota, encerrado en un lapso de tiempo del que no puede escapar tanto metafórica como físicamente. ¿O acaso existe algo que refleje mejor el tedio que la pura y simple rutina?

Finalmente, lo de la geometría casaba con la batalla final, cuando
Spoiler:
se descubre que los protagonistas no son más que una inteligencia artificial modelada a imagen y semejanza de los auténticos, en un artificio que pretende representar la dualidad entre el manga y el anime mediante continuas roturas de la cuarta pared. Los personajes de mi historia no existen, son una ficción, una reproducción imperfecta de los originales (que ya estuvieron en Namek y volvieron) encerrada en un medio diferente. Son el anime.
El responsable de todo es un sosías de la Toei, avatareado dentro esta realidad virtual como un triángulo rosa gigante, versión postmoderna de la trinidad que juega con la idea de la creación desde un punto de vista gnóstico. Una figura que a mí me gusta comparar con el Dios de Spinoza:
El Dios de Spinoza no daría una finalidad al mundo, sino que éste es una parte de él. Se le considera naturaleza naturante, es decir, lo que es y da origen a diferentes modos o naturalezas naturadas, tales como el pensamiento o la materia. En síntesis, para Spinoza Dios es todo y fuera de él no existe nada.
• Artículo relacionado: "Aprende más sobre religi
Vencer a esta divinidad, por tanto, supondría un contrasentido lógico. Derrotar al malo equivaldría a destruir la realidad, como destruir la realidad equivaldría a destruir el universo mismo. Tras meditar el silogismo, obtuve la siguiente solución:

Con los ojos inyectados en sangre, Gohan se bajó del dinosaurio para observar mejor la forma del triángulo y, con ello, saber con cuál de sus personalidades estaba hablando. Hecho esto, comenzó a cargar energía.

—¡¡¡Equilateroooooooo!!! ¡¡Cuando acabe contigo… no quedará nada de ti!! —dijo mientras se lanzaba a por él con furia asesina. Equilátero esquivó al joven sin mayor problema, cambió a rectángulo y decidió devolver el golpe lanzando un rayo de energía por uno de sus vértices, que estampó a Gohan contra una montaña cercana, viéndose sepultado por los escombros.

—¡Jajajajajajaja! Eres fuerte, chico, pero jamás debiste compararte con un creador. Este mundo es mío, me oyes, MÍOOOOOOOO. —Rectángulo se dio la vuelta, pero no estaba preparado para lo que ocurría detrás de él. Numerosas fórmulas matemáticas formaban un aura alrededor de Gohan, que se había levantado y rehecho la montaña rota con el pensamiento. —Nooo, no es posible, tú… ¿cómo has…? Podría ser… ¡¡La cuadratura del círculo!! ¡No… p-por favor… perdóname, te dejaré en paz, yo…! —pero nada detuvo al saiyano, que seguía avanzando hacia su rival con la parsimoniosa seguridad del que se sabe ganador.

—Cuando tiraste a Bulma por un agujero negro, guardé silencio, porque yo no era Bulma. Cuando transformaste a Krilin en dinosaurio, guardé silencio, porque yo no era Krilin. Cuando le lavaste el cerebro a Turia, no protesté, porque yo no era Turia. —pausó dramáticamente— Y CUANDO VINISTE A POR MI, TUVE QUE CALLAR, PORQUE YA NO QUEDABA NADIE PARA DEFENDERME, MUEREEEE MALDITOOOOOOO.


Gohan aquí representa el logos, que vence al concepto de deidad por medio de la razón y un puñetazo. Se vale de ella, brota de ella, asciende hasta un plano superior en el que es dueño de su sí-mismo, ganándose así el derecho a la individualidad dentro de la historia. Una ficción que, una vez creada, no necesita del creador para ser. Vive dentro de toda la gente que ha experimentado sus aventuras:
La memética es una hipótesis de contenido mental basado en una analogía de la evolución darwiniana. El meme, análogo a un gen, fue concebido como una "unidad de cultura" (una idea, creencia, patrón de comportamiento, etc.) que se "hospeda" en la mente de uno o más individuos, y que puede reproducirse a sí mismo, saltando por tanto de mente a mente. Una "idea-replicadora" que se reproduce a sí misma en un nuevo huésped al igual que con la genética, en particular bajo una interpretación dawkinsiana.
El extracto de Niemoller me parecía adecuado de cara al contexto de la situación, pero estuvo a punto de no llegar al borrador final porque no me gustaban sus implicaciones.

Hablemos claro: en ningún caso trato de indicar un pasado nacionalsocialista en el universo de Dragon Ball, pero el hecho es que de citar una obra antinazi a insinuar también la existencia de los mismos en algún punto del pasado sólo va un pequeño ejercicio epistemológico; la bondad entendida como ausencia de maldad requiere de la maldad misma para existir como significante. Ya hubo suficiente polémica con la serie original en los EEUU por aquello de que la estética de los supersaiyanos representara el ideal físico del Ubermensch ario y la idea de proveerle más armas a esa cuadrilla de mentecatos me repugnaba. Lo mantuve, sin embargo, tras conversar con el forero Izumi:

[16/11 15:23] Gabri: Y ese es el problma?

[16/11 15:23] Gabri: Ya esta?

[16/11 15:24] Capel: Como va a ser aceptable tan siquiera insinuar que en dragon ball los nancy existieron? sabes la diversidad de razas que tenian ahi? te imaginas al padre de puar o oolong o al rey del mundo en un campo de concentracion intentando que el hijo se lo pasara bien como en la vida es bella?

[16/11 15:24] Capel: Nazis* puto autocorrector

[16/11 15:24] Gabri: XDDD pero tio te dejas el papelde la educacion en el sentido del ser

[16/11 15:25] Gabri: Que una cita x aparezca en una de tus obras no vaa introducir su contexto en ese universo por arte de magia

[16/11 15:25] Gabri: Lo que ahce es situarte a ti, su autor en un plano temporal determinado

[16/11 15:25] Capel: Pero tio

[16/11 15:25] Gabri: Que eres si no la acmulacion de la cultura de todos alos que dejaste atras? la enlazas con el nacimos por un hecho historico que te llega en boca de tus antepasados, pero la cita en la forma que tu la ha presentado solo habla de
la insumision a la tirania, y esa es la que existe en tu fic

[16/11 15:26] Gabri: Asi que no te ralles

Me convenció, con reservas, así que ahí se queda. Cuando leáis la historia completa, juzgad vosotros mi decisión.

En cuanto al Turia que menciona Gohan, es un personaje de mi anterior fic que pretendía hacer las veces de Paikuhan, omnipresente ente metido con calzador durante el anime de la saga de Bu. Su papel en lo de las Mary Sues, sin embargo, no pasó de esto:

- ¡JAJAJAJAJAJAJAJAJA! Solo has ganado a mi personalidad sesenta y siete, yo soy Vulma68, mucho mas fuerte que la anterior!! Estais perdidos!!!

-¡ Oh no, es imposible! ¡Hemos gastado todas nuestras fuerzas y no nos quedan judias! - Grito songohanda con terror. ¡Vamos a moriiir!

- NO SERA EN MI TURNO!! - grito una voz desde atrás de Bluma

-Turia! ¿Qué haces aquí? Deberías estar reposando tras la ultima pelea que casi te deja en coma pero de la que te recuperaste milagrosamente para salvarnos ya en cuatro ocasiones! puede que seas el mas fuerte del grupo, pero tienes tus limitaciones!

- No puedo quedarme en la cama viendo como mi hermana secreta de la que no supe nada hasta hace semanas se vuelve loca, tremendamente poderosa y destroza todo cuando ve a su paso yo la pararé!! - dijo turia con determinacion

- pero nisiquiera tu eres rival contra ella en ese estado, te matara! - dijo piccolo

- No lo creo me queda la fusion con Vegeta.

Todos se miraron entre ellos con cara triste.

- Turia, Vegeta... ha muerto – dijo Goku

- como?? Cuanndo ha sido?? - dijo turia

- hace un rato, de un corte de dijestion- dijo Goku

Turia dejo escapar una lagrima.de frustracion, con su cuñado fuera de combate solo quedaba una alternatiba y esa era sacrificarse usando la tecnica que le enseño el maestro Terucable conocida como el puño del suicidio que acaba con el enemigo llebandose la vida de quien la use.

– Noooooo, turiaaa, debe de aber otra alternatibaaa!!!!!

- lo siento goku, no la hay, despues de años de estar separados boi a hacerme responsable de mi querida hermanita.


Por lo que me planteé otorgarle una backstory con cara y ojos. Perdí dos días rebuscando entre mis notas de 2011 y lo único que encontré fue “Turia es una tarta que habla”, así que decidí no perder más y tratarlo básicamente como a un personaje nuevo. Dicha resolución, ahora sí, traería consigo el capítulo del que me siento más orgulloso.

Lo convertí en un viajero apátrida, un ronin estelar al que Freezer habría despojado de su tierra natal y obligado a viajar por el espacio en busca de cobijo. El paralelismo con la crisis de los refugiados fue, por descontado, absolutamente premeditado y pensado también para enlazar con la aventura posterior en el planeta Sharia. De este modo, Turia ganaba un motivo sólido para unirse al grupo al tiempo que justificaba ese desprecio por su propia vida en Las Mary Sues deben morir. Esto es, la pérdida de sus seres queridos junto a la completa ausencia de relaciones sociales duraderas lo habrían empujado hacia un estado mental de alienación y anhedonia que saldría a relucir en su necesidad patológica de estímulos y constante búsqueda de validación. El dolor se revela entonces como un simple atajo para volver a sentir. El sacrificio, como una oportunidad para sentirse útil. Su manera de otorgar significado a algo que inherentemente carece de él porque no puede aceptar estar ahí para nada.

Con su aparición repentina en la nave buscaba un golpe de efecto. ¿Qué lo trajo hasta ahí? ¿De verdad no sabía nada? ¿Y por qué nada más transportarse dentro habían dejado de funcionar los motores y sellado la puerta de salida? La investigación del misterio se presenta bajo los cánones clásicos de las novelas de género, alcanzando el cénit con el asesinato del propio Turia a mitad de ella. Perdidos en medio de la nada, sin posibilidad de entrar o salir de la nave, la hipótesis más razonable dicta que el culpable tiene que estar entre los protagonistas. Pero eso supone una contradicción directa con lo que sabemos de ellos: conocemos a Gohan, Krilin y Bulma y no son asesinos. El lector aguarda entonces al fantasma, a ese tercero en discordia que ha movido los hilos entre las sombras. Lo último que se espera es que Turia vuelva a aparecer con vida al día siguiente. Y que vuelva a morir. Y que el ciclo de sus asesinatos y resurrecciones se prolongue durante semanas en un movimiento que, parafraseándome, realza la vuelta al statu quo. Que permanece inerte en el tiempo pero también en el espacio:

El rostro de Krilin reflejaba frustración y tristeza. Pensaba en todas las preguntas que no hizo, las conversaciones que no tuvo, los sitios que no visitó con él. Nada de eso importaba ya. Como una de agua que se pierde en la inmensidad del mar, su amigo había dejado de existir.

Sintió el deseo de gritar, pero se contuvo. Tragando saliva, decidió ahorrarle el mal trago a los otros dos. Alguien tenía que hacerlo. Alguien tenía que examinar el cuerpo.

Turia presentaba numerosos cortes en los brazos y un trozo de hierro le atravesaba el corazón limpiamente. Algo le decía que no iba a necesitar un forense para determinar la causa de la muerte. Al terminar, le cerró respetuosamente los ojos y volvió con Bulma para contarle lo que había visto.

—Yo… no sé qué decir. —dijo Bulma, luchando visiblemente por no romper a llorar. Se concedió unos minutos de silencio para asimilar la situación y, como si la idea le acabara de asaltar, exclamó— Dios mío, Krilin. ¿Cortes? ¿Y si ha sido un suicidio?

*****

Turia presentaba numerosas contusiones y huesos rotos. Un martillo manchado de sangre yacía junto al cuerpo. Algo le decía que no iba a necesitar un forense para determinar la causa de la muerte. Al terminar, le cerró respetuosamente los ojos y volvió con Bulma para contarle lo que había visto.

—Dios mío, Krilin. ¿Golpes? ¿Y si ha sido un suicidio?

*****

Turia presentaba numerosas marcas de neumáticos y contusiones. Se encontró un Honda Civic abandonado cerca de la escena del crimen. Algo le decía que no iba a necesitar un forense para determinar la causa de la muerte. Al terminar, le cerró respetuosamente los ojos y volvió con Bulma para contarle lo que había visto.

—Dios mío, Krilin. ¿Atropello? ¿Y si ha sido un suicidio?


El establecimiento del tono irreal y onírico hace bajar la guardia. Los personajes en una historia de estas características, se supone, no se cuestionan su mundo, sino que lo aceptan. Como el soñador acepta las incoherencias de su sueño. Bulma, siguiendo esta lógica de dibujo animado, no debería cuestionarse cómo entró un coche en la nave, o por qué pensó en el suicidio al oír hablar de marcas de neumáticos cuando atropellarte a ti mismo es imposible. Pero lo hace, y de ahí se extrae la resolución, que llega no por medio de la investigación o el poder deductivo sobre el entorno sino de uno mismo.

Turia ya había muerto antes de conocerla, se suicidó para acabar con Vulma68. El grupo navega sobre la órbita de un planeta habitado por una forma de vida no inteligente que se alimenta de sentimientos y luego los proyecta sobre la mente de quien se acerque, como el pescador proyecta el cebo sobre el pez. El Turia de Bulma, por tanto, no era más que la manifestación de los deseos autodestructivos del original. Es en este punto cuando el narrador descubre el engaño y el género de la historia se subvierte. Lo que empieza como un inocente misterio de habitación cerrada, se transmuta en un cuento sobre las devastadoras consecuencias de la depresión:

—Yo… nunca te conoc… —empezó a decir Bulma, con la cabeza baja y temblándole las palabras. Se paró sin terminar la frase, suspiró y miró a Turia a los ojos. Eran ojos sin vida, siempre lo habían sido. Incluso en vida, lo habían sido. Su expresión adquirió entonces un tono sombrío. Apretó el puño y añadió, más para ella misma que para él —No tiene por qué ser así.

—Sabes que sí. —contestó Turia lacónicamente, mientras sacaba algo del horno y lo depositaba sobre la mesa. —Para mí, ya es demasiado tarde. Tiene gracia, ¿sabes? Llevo desde que aparecí por primera vez intentando darte esto, pero siempre me asaltan las ideas de muerte antes de conseguirlo.

—¿Una… tarta? —dijo la científica, sin comprender.


Comer de la tarta no es más que un método bonito para escapar del sueño. El falso Turia se sacrifica, va en contra de la naturaleza del planeta que le está dando la vida y otorga una puerta de salida, una manera de sobrevivir a su pesca. De este modo, sin nadie a quien proyectar su imagen, Turia no puede volver a vivir y el ciclo de suicidios se cierra.

Bulma se despertó de un sobresalto. ¿Había sido real? Abandonó la habitación para, como todos los días, reunirse con el resto. Con Gohan, Krilin… y nadie más. Los interiores de la nave le parecían asépticos y sin vida, como desprovistos de algo que debería estar ahí pero tampoco era capaz de definir. Aletargada, se sentó en el suelo y se quedó mirando la pared, hasta que sintió caer una mano sobre su hombro.

—¿Bulma? —dijo Gohan, visiblemente preocupado por la chica.—¿No vienes a comer?

—Ah, sí. —ella se incorporó a desgana y marchó arrastrando los pies, sin pronunciar ninguna palabra más.

Lo que vio al llegar a su destino le dejó la cara pálida. Sobre la mesa yacía una tarta, faltaba un pedazo y sobre la nata se podía leer la inscripción “No te rindas, yo confío en ti” Numerosas sensaciones inundaron entonces a la científica, todas al mismo tiempo.

—Nos la encontramos así. ¿Sabes lo que es? —dijo Krilin.

—Es… una tarta.


Este capítulo se convertiría, a la larga, en el segundo de los grandes obstáculos que tendría que sortear para la efectiva consecución del proyecto. El tema central tan delicado, ponerme en la piel de una persona clínicamente deprimida, buscar la verdad… fue lo que gestó mi propia depresión. El mensaje privado de Mota, que me había otorgado la fuerza para llegar tan lejos, me despojaba ahora de la voluntad para continuar. La verdad, fría como el hielo, me había traicionado.

Pasaron varios días durante los que no escribí nada. Charlé con Frac, Zeón, Dark Abes, Kun [GH], Rouga y Sr. Kid Bu, pero ninguno fue capaz de reencauzarme. En ese contexto de desesperación por contenido incluí el interludio y la sopa de letras:

ñ s r t h a s v e g e t a i a u s y t e r s h
p j s a j h s k a g o h a n s a h s r a h s h
u s j a s h a j s h k s g a h s p e n e s a s
s a j l s h a k j s g u h s g q a m l u b q q
j k g c k h s g h a s h g a d j s h a g e y o

Sin caer en la cuenta de que el foro me la iba a descuadrar. La mantengo como testimonio de aquellos duros e insoportables momentos en los que la imagen del papel en blanco me consumía, la más sencilla de las tareas me ahogaba, mi sentido del tiempo se confundía. La simple idea de ponerme a escribir comedia en ese estado me horrorizaba. Y, sin embargo la fecha de entrega se acercaba inexorable. Como un Canio moderno, que hacer reír por fuera mientras llora a su Colombina por dentro, comprendí por las malas que el espectáculo debía continuar:

—¡Bulma, corre! —dijo Gohan, tirándole de la manga. —¡Es Krilin, su piel ha mutado y ahora habla en un idioma extraño! ¿Y si ha entrado un virus en la nave? La peliazul siguió al saiyano, se paró cuando él y acercó el oído a la puerta donde, supuestamente, se encontraba Krilin. Sólo registraba un murmullo incoherente. Conviniendo no perder más tiempo, la abrió de un único movimiento y se lo encontró haciendo malabares con pelotas de baloncesto, la cara pintada de blanco, peluca verde, nariz y traje de payaso.

—Ñeeeeeeeeeeñeñeñeñeñeñeñeeee, ¿cómo ‘tan uchedeeeee? —exclamó el hombre de cabellera ausente, al saberse acompañado. Al escucharlo, Gohan pegó un grito de terror y se escondió detrás de la chica, agarrándose a su pierna.

—¿Se puede saber qué te pasa? ¿Qué bicho te ha picado? —alcanzó a replicar Bulma, con expresión de incredulidad.

—¡El bicho del chircooo, cuál chi nooo! Cuando paramos a repostar en Bacanal07 me entretuve haciendo un cursillo para ser payaso y es mucho más fácil de lo que parece. Estaba practicando para mi primera actuación, veréis lo bien que se lo pasan los niños.


Pretendía ser un reflejo de los rellenos estúpidos pero recordados con cariño, véase Goku sacándose el carnet de conducir. Pero no pude llegar al final sin que mi estado de ánimo tóxico y autodestructivo infectase también a la historia. Mi boca ríe mientras mis ojos lloran. La ilusión de normalidad se rompe:

—Nadie. No ha venido nadie. —Krilin cayó de rodillas, se llevó las manos a la cabeza y, tras mirar a Bulma, Gohan y Turia a los ojos, se arrancó la nariz roja de plástico. —Vas por la vida llevando diferentes máscaras, desafiando tu individualidad. La máscara de la profesionalidad cuando necesitas ser profesional, la del marido cuando estás con tu pareja, la del hombro en que apoyarse cuando un amigo tiene un problema, la del chiflado con la cara pintada de blanco y nariz roja cuando tienes que ser payaso. Es adaptación por contexto, es lo que nos hace humanos. Pero… todo está vacío, yo… no soy una nariz, no soy un hombro… no soy un símbolo. ¿Qué soy yo en realidad? ¿Qué sentido tiene todo esto? Soy un fraude darwiniano, un inadaptado condenado a la extinción. —Krilin se tumbó en el suelo y se quedó mirando al cielo, con la expresión ausente.

—O podías haber dado el espectáculo en un planeta que no estuviera deshabitado.


La última frase la añadí durante la revisión final, varios días después.

El caso es que, llegados a este punto, reconocí que tenía un problema emocional que no podía seguir ignorando. Estaba enfermo, ¿y qué? Algunos de los mejores autores de la historia escribieron sus obras maestras batallando contra la depresión: Kafka, Scott Fitzgerald o Hideaki Anno son nombres con los que el lector erudito estará más que familiarizado. Nombres con los que yo, en ese momento, me sentía identificado.

Lo que nos lleva al capítulo más experimental del fic. Hablo por supuesto del que vino inmediatamente después, la aventura de Krilin y el alien psicoanalista jungiano. 8 páginas de profundo estudio psicológico del personaje en los que aproveché para tratar mis propios miedos e inseguridades. Pasada la etapa de negación, cansado de ignorarla, convertí la enfermedad en parte de la historia. De este modo, la relativicé. No soy yo el dañado, es Krilin. No soy yo el que la trata, es el alien psicoanalista jungiano. Y, al otorgarle un cuerpo físico separado del mío que me permitiese afrontarla con perspectiva, drené su poder sobre mí. Como el niño que se gira ante el monstruo de sus pesadillas, me impuse sobre ella con el poder del razonamiento lógico.

La imagen final de Krilin viendo el amanecer mientras piensa en lo que acaba de vivir representaba mi propia iluminación. El regreso a Bacanal07 para dejar atrás el equipo de payaso, la superación del problema.

Ese planeta ya lo habían visitado durante la aventura erótica con las amazonas lesbianas, que muchos tomarían por fanservice pero pretendía ser un estudio de la preadolescencia, el autodescubrimiento y los despertares carnales de Gohan.
Además, servía como alegato feminista al subvertir los roles de género y dar a Bulma el papel de caballero andante que tiene que salvar a la parte masculina de la tripulación, damiselas en apuros desde un punto de vista narrativo. El lesbianismo es aquí, por tanto, un medio para enfatizar el poder de la mujer sin el hombre y no un mero fetiche o perversión. Finalmente, las hice Amazonas para enlazarlas con la idea de la naturaleza o diosa Gaia como arquetipo femenino, creador y nutridor. Son el orden de las cosas, un mecanismo estabilizador de la entropía.

Bajo ese prisma, no sorprenderá que las bacanalíanas fueran también excelentes médicos. Como tampoco el hecho de que los protagonistas tuvieran que regresar al planeta por tercera vez. En un movimiento que, parafraseándome, realza la vuelta al statu quo. Que permanece inerte en el tiempo pero también en el espacio:

Krilin se probó el vestidito de volantes y fue corriendo a mirarse en el espejo. El baile empezaría en cuestión de pocas horas y todavía le quedaba un largo camino para considerarse listo. ¿Para qué se molestaba? El príncipe no se iba a fijar en él. Si tan sólo tuviera más pecho, más caderas y no fuera calvo… No, no era momento de hundirse, tenía otras cualidades. La gente decía que era un conversador fascinante, el mejor de todo el reino. Y nadie volaba como él. Un día, cuando sus hermanastras se entretenían tirándole zapatos a la cabeza, empezó a volar arriba y abajo y les pareció tan simpático que dejaron de tomarla con él en todo el día. Pero el pasado en el pasado quedaba, el hada había cambiado todo eso. Ahora pertenecía a la alta sociedad, sería respetado. Iría al baile no para limpiar después sino como uno más.

Así que terminó de arreglarse, se montó en el carruaje y antes de darse cuenta se encontró con su destino. Subió las escaleras de palacio delicadamente, un pie sobre el otro y se preparó para la aventura de codearse con el lujo y la clase. Espera, ¿por qué se reía todo el mundo de él y lo señalaban? ¿Estaba desnudo? ¿Cómo no se había dado cuenta? Las burlas de los invitados se le clavaban en el corazón como flechas disparadas sobre su amor propio. Así que hizo lo que mejor sabía hacer en estos casos: voló arriba y abajo quedó tan simpático que la gente paró de meterse con él y volvió a su rutina de siempre. Y entonces se despertó.


La primera parte empieza así para generar una reacción y establecer el tono, jugando con las expectativas del lector mediante una estructura esquemática de misterio, resolución inmediata, misterio, resolución inmediata heredera de las series de televisión serializadas. Es decir, lo de La Cenicienta se explica poco después, cuando el grupo pone su noche en común y se descubre que, de algún modo, Krilin vive los sueños de Bulma y Bulma los de Krilin. Pero la revelación abre a su vez el interrogante del por qué. Finalmente, cuando descubrimos lo de los virus de enlaces psíquicos y nuestros héroes se dirigen a Bacanal07 en busca de la cura, Gohan empieza a sufrir de terribles pesadillas en las que él mismo actúa como un asesino despiadado. ¿De quién es ese sueño? No hay nadie más en la nave, ¿no? Además, ese terrible desprecio por la vida humana, ese deseo de hacer daño, toda esa rabia primitiva contra el mundo… ¿de qué forma de vida puede brotar eso? ¿Están viajando con un monstruo? De ser así, ¿dónde se esconde? Antes de poder responder a nada, el ejército de Freezer invade Bacanal07.

Todo se presenta como un enorme castillo de naipes erigido mediante el equivalente narrativo de las cajas misteriosas; la caja se presenta, se sugiere un contenido importante, se genera interés sobre el mismo y después se abre, revelando una caja más pequeña de similares características.

Retorciendo el misterio, sin apartarlo nunca de la punta de los dedos del lector, la resolución final se vuelve más poderosa. Es la recompensa por el tiempo invertido, el fin del viaje, un enorme signo de exclamación al final de la experiencia. No se me ocurre, y disculpad la banalidad teatral, un símil mejor para la vida:

Todo se desarrollaba en su mente como uno de esos sueños que se había pasado la vida ayudando a estabilizar. El sueño de los otros. Ya no sentía la débil respiración de Greta sobre su nuca y eso sólo podía significar algo que no estaba dispuesta a aceptar. Greta, su dulce Greta… Había cargado con ella durante toda su vida. Cuando la convenció de irse con ella a estudiar medicina psíquica, cuando intercedió ante su madre para aplazar la celebración de su adultez porque no se veía capaz de derrotar al tigre, cuando le alcanzó la bomba de energía del soldado… Y ahora se había apagado. ¿Para qué iba a seguir corriendo ya?

Se paró en seco, sin dejarla en el suelo. “No, no eres una carga. Yo puedo cuidar de las dos. Incluso muerta, cuidaré de las dos.”, se dijo a sí misma. Al ver el acto, Gohan, Bulma, Krilin y Turia se detuvieron también, adivinando sus intenciones.

—¡No lo hagas, Ally! —exclamó Turia, insegura de su propia frase. —¡Es una invasión a gran escala, nos superan en fuerza y número! ¡Ven con nosotros a la nave y vive para vengarla otro día! ¡¡No te suicides!!
Desoyendo a su amiga, Ally agarró bien el cuerpo de Greta por los brazos y echó a andar, sin grandes alardes, directamente hacia los soldados. Con cuidado de esquivar a la multitud que huía en dirección contraria, empezó entonces a hablar sola.

—Me llamo Ally Enn Dika, del clan de las gynomorfas, doctora del hospital que habéis destruido. Noble hija, amante esposa y ciudadana de Bacanal07. —Su paso se iba aligerando con cada palabra. Para cuando llegó al nombre del planeta, el avance se había transformado ya en una carrera abiertamente hostil. —¡Y si tengo que morir, pienso llevarme a todo el que pueda por delante! ¡Bacanal07 no va a capitul…!


La escena de Freezer apareciendo de improviso para asesinar a Ally referenciaba la confusa continuidad del anime. ¿Goku conoce a TenShinHan durante la aventura de los jabalíes o ya en el torneo? Cuando el tirano mata a Turia y Gohan se queda fuera de sí, empieza lo interesante y experimental.

No había ninguna tercera persona. Ese impulso oscuro, irrefrenable y primitivo… siempre fue parte de él. Y ahora se había desatado. Los comentarios de Freezer sobre su padre pretenden contrastar con Gohan, enfrentando la naturaleza contra la crianza. ¿Es posible que su comportamiento sociópata y controlador pudiera achacarse al entorno? ¿Un Freezer criado en la tierra habría terminado diferente? ¿Dónde dibujamos la línea entre la educación y la biología? Gohan y Freezer son aquí las dos caras de la problemática. Su pelea, una que viene de siglos atrás y se resuelve ahí y entonces, durante esta batalla final del fic. Con esto, consideré que ya no podría contar nada más sin repetirme y lo di por terminado.

Y sin embargo tendría que enfrentarme todavía a la última piedra en el camino. Sin superarla, sin sortearla, el esfuerzo y sacrificio habría sido en vano. Cuando empecé a enseñar esta versión completa a un reducido y selecto número de lectores, ninguno la entendió. Cosa que habría tirado abajo todo el proyecto de no ser por la siguiente conversación:

mazizo24: ola wapaaaa

morenika19: holaaaaa

mazizo24: esa eres tu????

morenika19: yo mismita jajasjash

morenika19: te gusta??

mazizo24: ufff

morenika19: oye y que me harias?

mazizo24: de todo

mazizo24: estoy cachondisimo

mazizo24: tu como estas?

morenika19: un poco bajala verdad

mazizo24: coño y eso?

morenika19: Estoy escribiendo lo que considero la gran obra de mi vida y nadie parece entenderla, lo cual me ha generado una crisis de identidad profunda contra la que soy incapaz de luchar por mis propios medios.

morenika19: He puesto tanto de mí en ella que, desde un punto de vista reductivo, la historia soy yo. Mediante este proceso de metempsicosis entre mi cuerpo y la historia, mediante esta transmigración de las almas entre mi cuerpo frágil y un ente
eterno, habría logrado la inmortalidad desde un punto de vista abstracto. Al menos, la idea de mí, todos los elementos que componen mi personalidad y deseos.

mazizo24: Interesante.

morenika19: Pero no va a servir de nada si el yo que lego a las futuras generaciones se presenta desvirtuado y roto.

morenika19: Ahí recae, en esencia, la raíz del problema. Yo estoy aquí, con vida ahora, y la historia está muerta. Hacerla pública, bajo el prisma metafísico de la existencia ligada a la observación supondría negar mi vida, destruir mi vida,
sustituirla por esta versión corrompida e imprecisa. Mi legado, mi obra me desharía.

mazizo24: Morenika, lo que propones no es esencialmente diferente de la suerte de inmortalidad biológica a la que todos tenemos acceso mediante el traspaso de los genes. ¿Qué son los hijos sino diminutas e imperfectas versiones de nosotros mismos? ¿Qué es una obra sino la hija de sus autores?

mazizo24: Este conflicto edípico se podría solucionar mediante tu mera aceptación de la naturaleza del arte, cambiante y necesitada de un observador. Es como lo que decías antes, la existencia ligada a la observación: un rayo cae sobre un árbol, el fenómeno sólo es observado por un labriego cercano, ¿ha sucedido?

morenika19: Sí, porque el labriego estaba ahí para verlo y oírlo.

mazizo24: Ahora pongamos que lo observan dos labriegos, uno tiene problemas para distinguir los colores y el otro está medio sordo. También ha sucedido, ¿no? Pero ambos han experimentado el suceso de manera distinta.

morenika19: Sí, entiendo dónde quieres ir a parar, pero la disparidad de este caso hipotético se debería a la percepción imperfecta de un ideal weberiano que existe y puede ser documentado y replicado bajo condiciones controladas. Lo de ese par de labriegos al final es, inherentemente, menos válido.

mazizo24: ¿Por qué? ¿Porque no se ajusta al ideal que establecemos como correcto amparados en un sofisma populista? ¿Consideramos discapacitado al primer homínido que empezó a andar erguido? Lo que trato de decir es que la desviación de lo que en un prisma de tiempo se considere como la verdad, pura e inalterable, puede crear valor por sí misma. Sin ese antepasado nuestro, tú no estarías aquí ahora.

morenika19: La eterna lucha entre objetivismo y relativismo.

mazizo24: Claro, y eso nos lleva otra vez a tu historia. No puedes pretender que todo el mundo la interprete como tú quieres porque la interpretación se deriva de la percepción y la experiencia, que difieren en cada observador.

mazizo24: Ahí recae la maravillosa naturaleza del arte como ente con vida, moldeable y sujeto a la interpretación personal. Tu creación es tan tuya como de los otros y es algo que tienes que aceptar. ¿Quién te dice que de este nuevo entendimiento no vas a descubrir algo tú personalmente?

mazizo24: ¿O qué vas a hacer, incluir una introducción larga, pedante e insoportable que repase punto por punto todas tus decisiones creativas para asegurarte de que todo el mundo interprete tu historia como tú quieres? Qué locura, ¿no? Jajajajaja.

mazizo24: Morenika, ¿sigues ahí?

morenika19: Sí.

mazizo24: ¿Estás mejor?

morenika19 Sí.

mazizo24: ¿Me enseñas las tetas ya?

morenika19: No tengo cam.

mazizo24 ha abandonado el chat

Llegados a este punto, ya sabéis todo lo que necesitáis saber. Dentro de la introducción, he camuflado un intrincado acertijo que, de resolverlo, dará acceso al fic a la élite intelectual del foro que haya sido capaz de comprender dichas aclaraciones. La pista que falta es c = 8 f= 4. El texto a buscar es un enlace a mediafire que contiene un .doc con la historia íntegra.

A este grupo de gente que ya tiene el fic le digo: hermanos de espíritu, espero que disfrutéis leyendo mi obra tanto como yo he disfrutado escribiéndola. Estáis ante mi legado, una desconstrucción del relleno que revisa todos sus horribles tics; las incoherencias, la repetición, los personajes nuevos metidos con calzador, los antiguos que regresan sin venir a cuento, los flashbacks y esa sensación general de hastío que sobreviene cuando tienes un objetivo importante en perspectiva pero los mecanismos que controlan la historia parecen trabajar activamente para impedirte llegar hasta él.
Imagen

Avatar de Usuario
SSJFrancisco
Supersaiyano Legendario
Mensajes: 6415
Registrado: 14 Jul 2006, 18:55
Ubicación: En la silla ante el ordenador (Motril o Granada)

Re: (★) Fanfic para el concurso: La gran travesía

Mensaje por SSJFrancisco » 02 Dic 2017, 01:28

Muy osado lo que has hecho, y más con el tremendo tochaco que has escrito XD

Hoy me habré leído una cuarta parte, ya lo valoraré cuando termine, pero por lo menos gracioso es :P
Soy un guerrero de corazón pacífico despertado a la batalla por un ataque de ira...
¡SOY EL SUPER SAIYAJIN FRANCISCO!


Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

ImagenImagen

Avatar de Usuario
The Gardener
Supersaiyano
Mensajes: 611
Registrado: 03 Abr 2017, 23:46

Re: (★) Fanfic para el concurso: La gran travesía

Mensaje por The Gardener » 02 Dic 2017, 15:57

Spoiler:
Y la verdad empiezo por decir que no la he entendido y mucho menos lo del acertijo final...
Los tripulantes de la nave me recordaron los fantasmas de Copenhage...
Y la escena del chat con Morenika me parece perfecta :lol:
Tengo de todo lo que quieras leer, tengo en el quiosco hasta viejas revistas de como tejer..

Imagen

Avatar de Usuario
Veigue
Cometa Rojo
Mensajes: 3346
Registrado: 05 Jun 2006, 14:53
Ubicación: Zawa... Zawa...

Re: (★) Fanfic para el concurso: La gran travesía

Mensaje por Veigue » 03 Dic 2017, 02:26

SSJFrancisco escribió:
02 Dic 2017, 01:28
Muy osado lo que has hecho, y más con el tremendo tochaco que has escrito XD
Ah, veo que encontraste el .doc, un tipo inteligente.
Spoiler:
Tu paciencia te honra si de verdad te lo estás intentando leer entero. Al principio traté de sacar una cosa más normal pensando en que eso lo tendría que ver la gente, pero no me convencía nada de lo que intentaba y terminé aburrido. Así que me olvidé de los demás, me desaté y entonces fue cuando me empecé a partir la caja yo solo escribiendo. Aunque tuviese claro que la mayoría pasarían de leerlo, y de entre los que sí lo hicieran la mitad no entendería el sarcasmo y la otra mitad sabría perfectamente lo que intentaba pero no me reiría la gracia xDD

Claro, al final me cansé y por eso queda el final tan apresuradísimo, porque es un paso de todo ya y si cuela cuela.
Imagen

Avatar de Usuario
SSJFrancisco
Supersaiyano Legendario
Mensajes: 6415
Registrado: 14 Jul 2006, 18:55
Ubicación: En la silla ante el ordenador (Motril o Granada)

Re: (★) Fanfic para el concurso: La gran travesía

Mensaje por SSJFrancisco » 04 Dic 2017, 21:04

Ya lo terminé de leer. Como dije es un experimento muy atrevido, y no me veo capacitado para decir sí ha sido acertado o erróneo :P

Es muy original, su sátira e ironía hacen gracia, pero la formula se acaba gastando, es demasiado largo como para dar tantas vueltas sobre la misma idea. Quizás deberías haber equilibrado un poco más el ratio entre trozos surrealistas de fanfic con las elucubraciones existenciales del autor :mrgreen:
Soy un guerrero de corazón pacífico despertado a la batalla por un ataque de ira...
¡SOY EL SUPER SAIYAJIN FRANCISCO!


Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

ImagenImagen

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Google [Bot] y 4 invitados