(★) Where's my title?

Fanfics, fanarts, AMV's... trabajos de los fans con la temática de Dragon Ball y todo el Merchandising que podemos encontrar de la serie.

Moderador: SSJFrancisco

Responder
Avatar de Usuario
ssjgohan01
Fusión
Mensajes: 1737
Registrado: 09 Abr 2012, 05:17

(★) Where's my title?

Mensaje por ssjgohan01 » 07 Dic 2017, 02:58

Dejo mi fic para hacer algo de bulto.
Iba a poner sin título para el asunto, pero está pillado. xD


Capítulo 0:
Spoiler:
Es un lindo día por la mañana, el sol irradia sobre la tierra con algunas nubes dispersas por el cielo, vientos moderados del este a 15 km/h y una humedad del 50%. Hakkei está terminando de organizar su mochila y preparándose para partir. Se ajustó la faja con fuerza y tomó la dragon ball que estaba en reposo sobre el almohadón, tras lo cual salió a paso firme de la pequeña casa, dispuesto a iniciar su travesía.
Un bello paisaje rodeaba el sendero que atravesaba el sito en el que vivía, ¿Dónde?, os preguntaréis. Un lugar caótico, donde cielo y tierra se mezclaban: en la montaña. Y ahora mismo se encuentra recorriendo ese camino, avanzando hacia sus sueños y ambiciones, ¡¡Oíd como el viento impulsa los sueños de un hombre!!
-¡¡¡Conquistaré el mundo y tendré mi propio harem!!!-dijo él.
¡¿Qué le deparará el destino a nuestro héroe?!
Romance Dawn- end.
Capítulo 1:
Spoiler:
Gracias a su gran intelecto, Hakkei concluyó que el camino que bajaba por la montaña llevaría ineludiblemente hacia la civilización, ¡Cuán magnifico! si alguna vez hubo héroe a la altura, nunca habrá tenido semejante virtud humana, la cual habría sido encomiada hasta por el mismísimo Cid.
Sin embargo lleva horas de agobiante caminata, y el sendero es cada vez más delgado y rocoso, con una inclinación aguda. Luce cansado, le duelen las piernas y sus ánimos decaen: “Si tan solo no fuera un paisaje tan montañoso…” refunfuñó para sí mismo, y pensaba en volver; Mas nuestro valiente aventurero aborrecía la idea de escalar.
Unos minutos más tarde con una mirada de intachable orgullo alcanzó las primeras muestras de civilización: Un pequeño pueblo de un aspecto bastante pintoresco estaba frente a él. Se trataba de un lugar bastante remoto, pueblo Nuez moscada.
Se acercó al primer transeúnte que alcanzó. -¿No sabrá dónde puedo encontrar un lugar dónde reposar?- le dijo.
-¿Eh?-contestó un hombre mayor mientras le inspeccionaba con la vista.- Oh, si, si sigue esta misma calle debería encontrar una posada-.
Tras este intercambio Hakkei agradeció y siguió sus instrucciones. Ahora mismo sus prioridades eran comer, descansar, y obtener información geográfica, esto último para evitar posibles imperfectos en su plan.
La gente iba de aquí hacia allá con sus pequeñas preocupaciones: compras, trabajo, paseos. Hakkei se sentía ajeno a todo aquello, no obstante hizo que pensara en lo grande que es el mundo, y por supuesto, en lo aún más grande que sería él al conquistarlo.
Tras unos instantes vio lo que parecía ser una taberna de dos pisos, y probablemente, la posada que le habían indicado. “Relaxing Cup” rezaba un cartel sobre la fachada. Se dirigió allí, relajándose un poco.
Algunas duplas en las mesas y un grupo de hombres en la barra caracterizaban el animado ambiente que allí había, el encargado se encontraba en un extremo conversando con un señor sentado frente a él.
-Me han dicho que con la práctica mejoraría, pero es que no dejo de cortarme…- dijo al cantinero mientras levantaba sus manos a la vez que las observaba, llenas de tiritas.
Hakkei se acercó a uno de los taburetes, dejó su mochila en el contiguo, y tomó asiento al lado de este curioso personaje.
Unos minutos después se encontraba degustando un bistec de cerdo, a la vez que escuchaba la conversación de sus dos acompañantes… - su majestad el rey es caprichoso; no está abierto a escuchar la opinión de los demás, mucho menos a debatir. Y castiga con horror a quienes no cumplan al pie de la letra sus instrucciones.-decía un hombre canoso detrás de la barra mientras llenaba las dos copas- Solo aquellos que acepten cada una de sus condiciones adulándole pueden sobrevivir a su alrededor, Woody… es malvado. –
Una ligera pausa hubo tras esas palabras.
-Al final decidí bajarme yo mismo de aquél trabajo- dijo el señor sentado junto a Hakkei cambiando de tema- la responsabilidad y compromisos de los que debía hacerme cargo eran demasiado grandes.-
-Es razonable. No cabe duda de cuánto te importaba, y el esfuerzo desmedido que dabas a aquello. Que te genere un gran estrés poco de extraño tiene.- contestó el encargado mirando hacia el techo -Sin embargo la economía no va tan bien para hacer algo tan arriesgado; el rey toma derecho a gran parte de las actividades propias del mercado, en afán de “ proteger la prosperidad” del mismo. Debido a esto, tanto el circuito comercial como las oportunidades laborales se ven reducidas.-

Al notar el cantinero que Hakkei estaba acabando su almuerzo se giró hacia él -¿Se le ofrece algo más?-
Hakkei levantó la mirada -Aceptaré algo de beber-dijo.
-...Y además,-agregó rapidamente- ¿No tendrá de casualidad un mapa?-.
Tras esto el encargado se mantuvo unos instantes reflexionando, e inmediatamente después fue a buscar algo al interior. Volvió, y dejó un papel sobre la mesa.
- Algún vago se lo dejó aquí, puedes quedártelo.- dijo mientras tomaba una jarra y se dirigía a un barril.
Hakkei observaba el mapa intentando captar todos los matices geográficos de importancia: encontró su ubicación, encontró la montaña… pero había algo que no estaba presente.
-¿Por qué no está el castillo del rey en este mapa?- preguntó, no sin antes dar una mirada a diestro y siniestro.
El encargado lanzó una mirada extrañada-Tu no pareces ser de por aq...-Nadie conoce a ciencia cierta la ubicación del castillo,-habló el señor junto a él sobreponiéndose a las palabras del propietario. –Solo aquellos que fueron allí alguna vez saben cómo llegar. Mas es solo un conocimiento propio de un grupo muy reducido. Por otro lado hay quienes dicen que se encuentra en Japón para ir en consonancia con las ideas culturales propias de una obra de ficción de este tipo, entre otros rumores.-
Hakkei asintió pensando en lo lógico de esta última afirmación, y el cantinero dejó pasar los curioso de la pregunta tras el intercambio.
Sin embargo el remanso de paz que era esta taberna se vió vilmente irrumpido… -STAMP- resonaron ambas puertas al unísono al ser golpeadas.
-Oh, no…- dijo el anciano al ver una figura de no más de 20 años.
El silencio se escuchó en toda la habitación, y un joven entró en una caminata muy ligera.
-He venido por el dinero.- dijo acercándose a la barra. El encargado fue hacia él, y balbuceó con la mirada baja: -N… necesito un par de días más. –Intimidado por la grandeza de su interlocutor.
–Eso no será posible, sabes quién soy, ¿no?- respondió en un tono egocéntrico.
-Por supuesto, p-pero…- dio el propietario sus últimas protestas mientras abría resignadamente la caja registradora.
La impotencia de los presentes podía palparse en el aire.

-¿Quién es él?- preguntó Hakkei en un susurro al hombre que tenía a su lado.
-Amenaza a los grandes emprendimientos como Relaxing Cup, y cada cierto periodo de tiempo cobra dinero de éstos usando la fuerza de ser necesario. Sin embargo el estado no hace nada al respecto e ignoran cada una de sus acciones.
Por algunos datos, se sabe que está relacionado con el rey. Yo no me metería con él, ya que Zamzung… es realmente fuerte.- concluyó su respuesta.
¡¿Cómo podría el héroe de esta historia pasar por alto semejante injusticia?! Observad cómo en su potestad, se prepara para dispararse a la acción.

«mirada al frente, mirada al frente… evita el contacto visual, pronto se irá, solo unos instantes más, eso es… en unos instantes se habrá ido. » se decía Hakkei para sus adentros.


Sin embargo un hombre abandonó rápidamente su asiento y se abalanzó brutalmente hacia el imponente invasor. Una derecha infernal se dirigía al rostro de su auto-declarado rival.
-Haaa ¡¡¡PUÑETAZO DE ACERO!!!- grito a la par que llegaba a él.
Zamzung se hizo a un lado, evitando fácilmente la feroz arremetida.
El atacante tras tan poderoso, potente, ostentoso, y temible golpe, se tambaleó en pequeños saltos directo hacia nuestro héroe, incapaz de detenerse. Hakkei se dispuso firmemente a obtener el empujón, que en realidad fue a parar… directamente a su mochila. Tras un sonido seco que advirtió su caída, varios objetos se dispersaron en el suelo.
Sin demora devolvió todo a su sitio y levantó rápidamente su gran bolso. No obstante y por un momento, algo importante estuvo a la vista.
Hakkei hizo lo posible por disimular, pero cuando levantó la vista notó que Zamzung había pasado por alto el intento de agresión y el dinero que estaba a punto de recibir; no cabía duda, había visto la dragon ball, y más aún, conocía su valor.
Zamzung se dirigió hacia él con una grata sonrisa. -¿Llevas algo interesante allí, no? Pareces ser un viajero, es tu día de suerte, una vez me des tu mochila te dejaré ir.
-No.- Dijo valientemente, en esta feroz lucha de voluntades.
-juju- rió el villano -Entonces tendré que quitártela a la fuerza.-
-D-detente!- balbuceó el tabernero, advirtiendo a Hakkei. –No sabes a quién te enfrentas, el es… Colorboy Zamzung.
«Color boy?» pensó Hakkei.
-¿Quieres una demostración?- el joven extendió su mano apuntando a un taburete de aspecto viejo y gastado. Tomó una postura firme, y gritó -¡¡¡HA!!!- inmediatamente y como por arte de magia se volvió Azul marino, ni Da Vinci lo habría hecho mejor.
-E…es aterrador- se escuchó en la habitación.
-Zanzung … t-tiene la habilidad de cambiar el color de cualquier cosa sobre la tierra.- dijo el anciano con una mirada desesperada.
Sin embargo Hakkei no cedió. ¡Cuánta valerosidad!
-Entonces será por las malas- dijo Zamzung.
-Sin embargo,-inquirió el opositor- una vez te derrote, me dirás la ubicación del castillo del rey-.
-¿Uh?- la petición llamó la atención de Zamzung. –estás mejor informado de lo que parece. Está bien, si logras ganarme te lo diré.- dijo en un tono sarcástico.
El héroe y el bandido se esperaron a la salida del bar para darse a golpes. Para sorpresa de Hakkei, no había nadie afuera. «Quizá esté relacionado con la presencia de este individuo» pensó.
-Si vas a arrepentirte, ¡Ésta es tu última oportunidad!- dijo con una sonrisa en su rostro.
Hakkei ignoró por completo la advertencia. Ambos se dirigieron al centro del camino.
-diez pasos. Tras dar diez pasos, el duelo dará inicio.-dijo Zamzung iniciando una caminata en línea recta. Hakkei quien asintió de acuerdo con la condición, inició la suya.
El hombre que estuvo sentado junto al encargado se encontraba observando atentamente la escena. Tenía una idea bastante clara de la fuerza de Zamzung, mas ignoraba completamente el gran poder que dentro del héroe yacía.
Ambos llegaron al noveno paso, y un instante después… ¡¡10!!. Se giraron rápidamente, observándose de frente. El duelo inició.
-¡¡¡Éste será tu fin!!!- dijo Zamzung adoptando una pose de combate.«¿A cuál estrategia recurrirás para evitar mis ataques?» pensó.
Hakkei se mostraba muy tranquilo, y contra todo pronóstico, impulsándose hacia delante… dio un salto.
Zamzung no pudo evitar expresar su sorpresa, e inmediatamente después, sonrió. «Generalmente para evitar mi poder intentan espritar a un ritmo difícil de leer, o en algunos casos, ocultar sus extremidades con un objeto, pero ¿Esto?», rió sin intenciones de moderarse- absurdo, ¡¡una vez caigas será muy sencillo derrotarte!!
El momento del climax se acercaba, Hakkei estaba a unos centímetros del suelo… -¡¡¡MUERE!!!- gritó Zamzung, extendiendo su brazo, prediciendo el momento justo, iniciando su ataque. Sin embargo... ¡¡¡Hakkei no caía!!!
Se mantuvo flotando a unos 10 centímetros del suelo sin detener su avance, como si hubiera una superficie invisible debajo de sus pies.
¡¿Q-Qué?!- dijo Zamzung estupefacto.
La velocidad que Hakkei obtuvo de su salto inicial iba decreciendo. El héroe, sin desviar su serio semblante de su objetivo comenzó a impulsarse dando pataditas al suelo, tal y como si fuera en patinete.
«Si se encuentra flotando, acertar un ataque es imposible, además, su ritmo de pataleo ¡¡es completamente impredecible!!. Es... fuerte» pensaba Zamzung. «Pero aún puedo recurrir al combate cercano y derrotarle cuando intente alcanzarme.» Mas su calma se perdió al ver a Hakkei, cuya velocidad no hacía más que aumentar progresivamente.
-¡¡¡SUCUMBE ANTE MI PODER!!!- dijo el héroe extendiendo su brazo al frente. ¡Cuán intimidante lucía!.
Al ver esta imagen Zamzung se sintió abrumado, como si el puño de un gigante estuviera a punto de lanzarle volando. De todas las personas, él, estaba sintiendo miedo.
No vio más remedio que tratar su orgullo, y decir... -Me... rindo-.
Hakkei no pudo evitar expresar su sorpresa. Sin embargo, ahora mismo tenía otras preocupaciones; si no hacía algo para evitarlo, chocaría inminentemente con su oponente. Entonces detuvo su habilidad. Tras tocar la superficie tropezó, y rodó por el suelo.
-Ugh- dijo hakkei tras levantarse, mientras se quitaba el polvo de encima. «Ésta habilidad es un arma de doble filo» pensó. «Si no tienes cuidado puedes salir gravemente herido».
«Zamzung tomó la decisión correcta» reflexionaba el hombre de mediana edad «este tipo se encuentra un peldaño por encima de él...»
Aunque nadie pudiera notarlo, Zamzung ahora mismo estaba sufriendo una terrible crisis existencial. -¿El.. es más fuerte? ¿Yo n-no s-soy fuerte?¿Quién soy yo?¿Qué es yo? Pensamientos muy terribles pasaban por su mente, playas, cabezas gigantes, y cosas aún más tenebrosas.
-ahora, cumple tu parte del trato.- dijo Hakkei.
-Tsk- El castillo del rey está exactamente hacia… el oeste.- e inmediatamente después dibujó una sonrisa. -¡Pero no me iré con las manos vacías! - Apuntó a Hakkei con su mano rápidamente. -¡¡¡HAA!!!- gritó a la vez que activaba su habilidad. Todos observaron a hakkei de pies a cabeza buscando heridas, pero nada parecía haber cambiado.
-Yo te declaro... ¡¡¡Jugador Peligroso!!!- gritó Zamzung.
-Oh, no...- dijo el cantinero al percatarse de lo que sucedía.
-¿Qué ocurre?- preguntó el héroe, desconociendo la gravedad del problema.
-Tu nombre... es de color rojo.- dijo un hombre con las manos llenas de venditas.
Hakkei: ¡¿Qué?!
Spoiler:
Unos minutos después.
Hakkei: Ya veo. –Dijo el héroe una vez le explicaron su situación.
-Ahora eres un fugitivo del rey.- dijo el hombre que tenía las manos llenas de tiritas.- estás marcado como una mala persona.
Tras unos momentos de advertencia, todos alabaron merecidamente al salvador por su hazaña, inconmensurable frente a los deplorables actos de sus semejantes, digna de una deidad, cuanto menos. ¡Su nombre se convirtió en sinónimo de valentía! Su fuerza en sinónimo de paz. Los rumores se divulgaron rápidamente, y no había quien no conociera tan valerosa muestra de coraje.
Entre tanta redundancia narrativa, de alguna manera era ya el atardecer. ¿Qué aventuras le esperarán a nuestro héroe?¿Cómo estará ligado el color rojo a su porvenir?
¡Ésta historia continuará!
Hacia la Aventura - Fin.

Capítulo 2:
Spoiler:
Un par de horas pasaron desde sus hazañas, y ya solo cuatro gatos se acuerdan de lo que Hakkei hizo. Llegada la noche, el bar estaba perdiendo su vivacidad, y sin embargo, el héroe… no tenía donde dormir. Había preguntado en la posada, pero no había sitio alguno disponible.
De momento se encontraba tomando unas copas con el señor que estaba en el bar cuando él llego, esperando el momento oportuno para atacar.
A todo esto... ¿Cómo obtuviste semejante habilidad?- dijo el señor con auténtica curiosidad, mirando hacia Hakkei.
-Es una larga historia…- dijo Hakkei llevando la vista al techo- estaba un día tranquilamente caminando por el bosque. “A intentaar la gloria alcanzar!¡ A intentaar el cielo conquistar!” iba cantando alegremente, cuando noté un cosquilleo en mi tobillo. Supuse era un mosquito, sin embargo unos instantes después un dolor punzante recorrió mi cuerpo, con temor a lo que podría encontrar miré hacia mis pies, estaban llenos de hormigas. Rápidamente me sacudí e intenté quitármelas, a la vez que me movía de allí. Mas al dirigir una vez más mi mirada hacia el suelo y alrededor, mi peor pesadilla era certera: estaba rodeado de hormigueros. Intenté correr, pero ya no era una opción; me encontraba en una situación desesperada, no tenía adónde huir, asi que… floté.
Floté y floté por mi vida, y cuando lo noté, había escapado.- Concluyó su relato Hakkei.
Tras un par de intercambios más, pagaron la cuenta. Y el señor preguntó...-¿Por qué querías saber la ubicación del castillo del rey?-
-Yo… ¡Me convertiré en el rey de éste mundo!- dijo hakkei en un tono de pleno convencimiento.
Viniendo de cualquier otra persona, le habría parecido delirio de un loco. Pero nuestro héroe tenía algo de especial, casi diabólico me atrevería a decir: Sí, él es el protagonista.
-Ya veo…-Contestó el hombre, priorizando a toda costa evitar dar cualquier tipo de gesto, frase, o señal que demuestre interés en el proyecto.
Hakkei había reunido la energía suficiente para atacar, ¡aprovecharía este silencio incómodo para pedírselo!
Hakkei abrió su boca para habl… -Ya se está haciendo tarde... fue una buena charla, ¡Buenas noches!- sobrepuso sus palabras el hombre mientras se levantaba.
Hakkei extendió su brazo, la otra figura correspondió su saludo devolviendo el gesto mientras salía del bar. El brazo de Hakkei quedó extendido, como si algo se le hubiera escapado. Ni siquiera un héroe escapa de este tipo de infortunios.



La última oportunidad de dormir cómodamente acaba de salir tranquilamente por esa puerta.
¿¡Será esto cosa del destino?! Entonces, tomará el destino por el cuell…-Veo que no tienes donde quedarte- dijo una figura mayor, de hecho, ahora un poco más mayor, y un tanto más también, de pie junto a él. -Sígueme, puedo ofrecerte toda una habitación para ti solo por el tiempo que precises-.
Hakkei pensó que se trataba de uno de sus seguidores y confió en sus palabras.
Salieron del bar y se dirigieron a una esquina oscura.
Hakkei empezó a dudar-Este…- profirió, y rapidamente el hombre se giró hacia él a la vez que activaba una palanca- No, no, tranquilo- desbloqueó con un patrón numérico la entrada, un ascensor de forma cilíndrica se abrió- No soy ningún tipo extraño-.
El hombre ingresó en él, y Hakkei le siguió, con muchas dudas. El aspecto interior era una pegatina de aspecto techno que cubría todo el muro.
Tras unos momentos llegaron a unas instalaciones científicas en el subsuelo. – Antes de mostrarte tu habitación, me gustaría darte un recorrido por la instalación- aclaró el muy, muy anciano hombre.
Podía verse a la derecha detrás de una puerta de cristal un grupo de científicos dialogando. Frente a Hakkei, en la siguiente sala, había un grupo de jóvenes.
Verás, lo cierto es que soy un científico-empresario que financia ésta investigación. Ellos son colaboradores fundamentales para el progreso, ya que al igual que tú, ¡son anormales!
-Mucho gusto. Mi nombre es Hoshino kuku- saludó uno de ellos, y detrás de él fueron presentándose 4 jóvenes de forma progresiva.
-El objetivo de esta investigación es,-siguió explicando- ¡alcanzar la perfección humana!; Mediante el monitoreo ellos han estado mejorando sus habilidades día a día. Ellos son lo más cercano a la culminación que encontrarás. Una vez entendamos la naturaleza de sus poderes y cómo administrarlos, el objetivo…¡¡¡estará completo!!! MUAJAJAJAJA- dijo en una ambiciosa risa.
-Hoshino es un Psíquico. Hoshino, enséñale tus poderes psíquicos.- tomó el anciano una cuchara de la mesa y la extendió hacia él.
El joven con una confianza inconmensurable tomó la cuchara por el mango y se dispuso a hacer algo.-Heh, ¡¡¡Observa la cúspide de la raza humana!!!-
-¡¡¡UGH-GH!!!- una gota de sudor corría por su frente a la vez que hacía todo tipo de cuestionables gestualidades. -Hoy no estoy en forma- dijo e inmediatamente después parecía presionar aún más la cuchara y su rostro.
-¡¡¡PODEEEER ABSOLUTO!!! OWAAAAAAAAAAH-
La cuchara se dobló a la mitad y al extremo.
-JA! ¡¡¡Acabo de superar mi récord!!!- dijo Hoshino. Felicitaciones y halagos inundaron la habitación ante este pequeño paso para el hombre, pero inconmensurable para la humanidad.
-Como ves, es un anormal muy poderoso.- dijo el hombre que había traído a Hakkei hasta aquí. Entonces sacó un control de su bolsillo y presionó un botón, un sistema comenzó a activarse en el techo.
-¡¡Ésta mi más grande creación y otro de los pilares de mi investigación!!.- una gran máquina descendió en mitad de la habitación -el es el bioandroide… ¡Cell! -Un feto amorfo estaba dentro de ella.
-Una vez logremos entender las anormalidades, induciremos poderes de todo tipo en él y será perfecto. ¡¡¡¡el plan Matraz estará completo!!!. MUAJAJAJAJAJA- dijo en una pose maniática el jefe.- ¿Qué dices?- se giró el hombre hacia Hakkei- Te unes a nuestra búsqueda de la... de la...- Hakkei se había esfumado en el aire cual fantasma.
-Jefe,- preguntó uno de los presentes- ¿pero está compuesto por una célula o muchas? Yo pienso que por muchas pero quiero saber su opinión-.
Una nueva amenaza se acerca - fin

Capítulo 3:
Spoiler:
Uno del grupo se abalanzó hacia el interior del cuarto del jefe final.
Varios monstruos pequeños de ojos brillantes aparecieron, eran demasiados. En unos instantes, el grupo se vió superado en fuerzas y número.
Un mordisco, alguien estiró la pata.
El gran héroe se lanzó al rescate, blandió desesperadamente una espada negra en un afán de proteger a todos los presentes. Cortó a una criatura a la mitad, seguida de una segunda con un corte transversal. Otros tres monstruos aparecieron. Sus latidos se incrementaban, sus reflejos de agudizaban. Una segunda funda apareció en su espalda, desenvainó una gran espada de color celeste. «Mas rápido… más rápido…» Un baile de espadas iluminaba la habitación. Su cansancio aumentaba, pero la adrenalina le impulsaba a seguir adelante. Corte perpendicular, murió un monstruo. Blandió una segunda espada con una trayectoria diagonal, cayó otro. «Aun no, más rápido, más rápido...» Gradualmente su velocidad iba aumentando, el número de monstruos se iba reduciendo, y la situación volvía a estar bajo control.
Pero entonces una gran criatura apareció en la oscuridad. Los ojos de Woody brillaron en rojo, bufaba como una fiera.
Un arañazo de la bestia cayó desde el cielo como un rayo divino, alguien murió.
Hakkei se lanzó rápidamente a luchar con Woody, lo detuvo con todas sus fuerzas. Entonces un golpe de un monstruo se dirigió a la espalda de sus compañeros, abandonó por un instante al jefe final y evitó una masacre. Un zurdazo de Woody le envió al suelo. Se levantó rápidamente. «más rápido, más rápido, más rápido, más rápido…» se decía para sus adentros y su velocidad seguía aumentando. Salvar a alguien… Detener a Woody… «Más rápido» salvar a alguien… es golpeado por un Upper infernal. Se abalanza a detener a Woody, uno de sus compañeros es asesinado. «Rápido, rápido, rápido, RÁPIDO RÁPIDO RÁPIDO» Detener a Woody… golpe a sus espaldas. Hakkei se movía por toda la habitación, pero poco a poco se veía superado. La impotencia sacude su alma, el héroe lloraba desconsoladamente en un llanto solo comparable al de un pepe.
Su harem estaba muriendo justo frente a sus ojos y no podía hacer nada para evitarlo.
Entonces despertó.
Sweet Nightmares – Fin.
Capítulo 4:
Spoiler:
Hakkei abrió los ojos. Estaba sentado en el comedor del bar, con su cabeza reposando en un almohadón, que a su vez, se encontraba sobre la mesa.
La iluminación que ingresaba por la ventana vaticinaba las primeras horas de la mañana, el sol estaba oculto por unas nubes en el horizonte. Hakkei salió afuera para respirar algo de aire fresco. Tras confirmar que el ambiente era agradable, decidió partir cuanto antes.
Tomó su mochila de uno de los extremos de la mesa en la que estaba y revisó que cada cosa esté en su sitio, hecho esto la devolvió a su espalda y reanudó su travesía, en dirección hacia el oeste.



En otro sitio… Freegeta se dirigía hacia el este caminando a un paso tranquilo, mientras observaba una foto en su mano izquierda.


Algunas horas antes, el castillo del rey.

-Y eso es lo que pasó…- dijo Zamzung cabizbajo.
El rey adoptó una pose pensativa...- antes con Veigue esto no pasaba- dijo Woody con una voz de ultratumba.
-P-por favor, ¡ruego su…MENSAJE EDITADO POR MODERACIÓN.
-Al parecer es bastante fuerte.- dijo el Rey para si mismo.
Un ave con una cámara colgada del cuello entró por la ventana, y depositó una foto en manos de su majestad.
-No hay más remedio…-reflexionó- Freegeta, tu turno.- dijo a un hombre sentado junto a él, a la vez que le entregaba un papel.

----------
La mañana ya estaba llegando a su fin. Hakkei se giró a la izquierda, un reloj de sol le indicaba que ya son las 12 AM.
Llevaba buena parte del trayecto aburrido, desde hace un par de horas el paisaje era monótono: Una llanura cultivada que recorría kilómetros y kilómetros.
Reflexionó por unos momentos, y decidió acelerar un poco el paso. De un salto se incorporó a 10 cm del suelo, y pataleando con su pierna izquierda su velocidad empezó a incrementarse. 5 Km/h, 8 Km/h, 15 Km/h, 25 Km/h, 30 km/h, 42 Km/h, 53 Km/h…
Entonces vió un pequeño cuerpo a lo lejos, cuyo tamaño fue rápidamente aumentando.
Una figura imponente se paró justo en su camino, intentó evitarla pero volvió a posicionarse al frente, instándole a detenerse.
-A un lado.- Dijo Hakkei.
-Por qué tanta prisa?- respondió Freegeta dando una última revisión a su foto.
-Me dirijo al castillo del rey.- dijo sin un atisbo de duda.
-No entiendo este descontento general para con su majestad, el rey hace tanto y tanto por el pueblo para solo recibir odio desmedido. Sin embargo, me temo que para seguir tu camino deberás derrotarme.- agregó Freegeta en un tono confiado, en una situación tan surrealista que podría haber sido sacada de un juego de Pokémon.
-Te venceré con mi gancho izquierdo.- Hakkei se incorporó en el suelo, confiado tras su último combate.
-¿Vencerme?¿Tú? jajajaja, yo soy de Vallekas- Freegeta Infló pecho con orgullo.
-Ataca.- Dijo Hakkei con la mirada fija, cual cowboy.
-¿Atacar?, ¿Quién habló de una pelea?- preguntó.
Un círculo brillante con un gran ojo dorado al centro les rodeó. Desde él, una espesa niebla comenzó a surgir, y en unos instantes se vieron engullidos por la oscuridad.
-¡Bienvenido al juego de las sombras!- dijo Freegeta con una sonrisa.
-¿Qué es esto?- Hakkei no podía salir de su asombro.
-Para conseguir salir de este espacio, tendrás que vencerme en un duelo- aclaró Freegeta.- Pero no cualquier tipo de duelo... será: una trivia de Ocio-.
SFX: Chan chan.
-Te advierto, sin embargo, que el perdedor se quedará sin su alma-.
La condición era absurda, mas Hakkei no vio manera alguna de escapar, continuó valientemente. Se trata de una de las cualidades innatas de un héroe: El coraje de actuar sobreponiéndose al miedo.
-El juego es sencillo- dijo Freegeta con una voz amable, pese a la situación. – Cada uno de nosotros hará preguntas relacionada al mundo de Ocio, concisamente versará sobre series y películas. El otro deberá dar una respuesta acorde a las condiciones impuestas en la pregunta, siendo así que existe la posibilidad que haya más de una respuesta correcta en un turno. Si aciertas, entonces será tu turno de preguntar.
Cada tres aciertos, obtienes un turno con temática libre (acumulables). Perderá aquél que tenga 10 respuestas incorrectas. Sencillo, ¿no?. ^^
Hakkei incapaz de oponerse, aceptó las normas.
Una gran máquina apareció al centro del círculo. Tras lanzar una moneda, el juego dio inicio.
-Preguntaré yo primero- Freegeta dio un paso al frente. -¿De qué color es el monstruo de la segunda temporada de Stranger Things?-
La pregunta tomó por sorpresa a Hakkei, poco sabía respecto a esa serie. Tras considerarlo por unos momentos, se limitó a decir lo más probable: –¿Marrón?-

Freegeta comenzó a reir desquiciadamente y adoptó una pose maniática en un espasmo muscular -¡¡¡UPS!!!, ¡¡¡Fallaste!!!-.

¿Qué ocurrirá con Hakkei a partir de este momento?, ¿Qué aroma tiene la niebla que les rodea? Descúbrelo en el próximo capítulo.
Capítulo 5:
Spoiler:
Muerte a Kairoseki, ¡Viva Veigue!
Imagen
Spoiler:
Imagen -->by ssj23
Imagen --->by Iva

Imagen->Regalo por Veigue.
Imagen
Imagen By Ivalando.


Imagen
Imagen
¡Feliz navidad! - By amigo invisible. ^^

Imagen De Barbanegra.

Imagen ->By Uzne

Avatar de Usuario
Veigue
Majin
Mensajes: 3507
Registrado: 05 Jun 2006, 14:53
Ubicación: Zawa... Zawa...

Re: (★) Where's my title?

Mensaje por Veigue » 16 Dic 2017, 13:57

ssjgohan01 escribió:
07 Dic 2017, 02:58
Unos minutos después se encontraba degustando un bistec de cerdo, a la vez que escuchaba la conversación de sus dos acompañantes… - su majestad el rey es caprichoso; no está abierto a escuchar la opinión de los demás, mucho menos a debatir. Y castiga con horror a quienes no cumplan al pie de la letra sus instrucciones.-decía un hombre canoso detrás de la barra mientras llenaba las dos copas- Solo aquellos que acepten cada una de sus condiciones adulándole pueden sobrevivir a su alrededor, Woody… es malvado. –
Una ligera pausa hubo tras esas palabras.
-Al final decidí bajarme yo mismo de aquél trabajo- dijo el señor sentado junto a Hakkei cambiando de tema- la responsabilidad y compromisos de los que debía hacerme cargo eran demasiado grandes.-
-Es razonable. No cabe duda de cuánto te importaba, y el esfuerzo desmedido que dabas a aquello. Que te genere un gran estrés poco de extraño tiene.-
Juaaaas. Cuando me pasaste esta parte estaba tan concentrado en intentar ayudarte con la historia que la referencia me pasó inadvertida, y ahora que me he puesto a leer todo con calma y la he entendido acabo de soltar una carcajada :mrgreen:

Está simpático, un poco caos con el ritmo de cómo van pasando las cosas pero el punto así de humor absurdo tonto funciona, me recuerda mucho a Dr Slump y mangas así. Veo que lo que hablamos de cómo parodiar te sirvió con el arco de Freegeta, bien ahí. Además la mitad de gags no se entienden si no eres habitual del chat, así que es una historia para la élite.

Yo te animo a que lo sigas, aunque con las telarañas que te ha cogido el post entendería que no lo hicieses xD.
Imagen
Spoiler:
Imagen
Imagen

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 4 invitados