Bienvenid@ al Mundo de Dragon Ball, una página web dedicada a la obra maestra de Akira Toriyama. Aquí vas a encontrar lo que posiblemente sea la mayor red de información, archivos multimedia y fotos de Bola de Dragón. No olvides pasarte por el foro y el chat para compartir tus conocimientos con otros fans.




 
NOTICIAS SOBRE ESTA PELÍCULA


Visitar la sección de noticias de esta película

 DRAGON BALL Z: BATTLE OF GODS

 

Los supremos Kaioh-Samas han sentido el despertar del Dios de la Destrucción (Birus-sama), la paz no dura para siempre. Mientras tanto, Gokuh se encuentra entrenando con Bubbles y Kaito en el planeta Kaito. Kaito ha sentido el despertar de Birus-sama pero de momento prefiere no mencionárselo a Gokuh para que no se interese demasiado en el tema. Pero Gokuh se da cuenta de que Kaito estaba hablando con el Supremo Kaioh-Sama sobre un tal Birus-sama y pretende teletransportarse allí para enterarse. Finalmente Kaito accede a contarle a Gokuh acerca de Birus.

Kaito le explica a Gokuh como existe un Dios que crea los planetas y la vida (por ejemplo el Supremo Kaioh-Sama) y también un Dios que destruye los planetas y la vida. Los supremos Kaioh-Sama mencionan que no habrá paz en un tiempo y Gokuh se pone el traje de combate. De hecho Gokuh, haciendo uso de su sentido de la curiosidad, parece bastante contento ya que posiblemente se trate de un nuevo rival a quien enfrentarse, a pesar de que Kaito le ha explicado que se trata de un rival a un nivel completamente distinto capaz de aterrorizar al mismísimo Supremo Kaioh-Sama.

 Mientras tanto, en un mundo completamente distinto (el universo del Dios de la Destrucción) ha despertado Birus-Sama, tras llevar 39 años durmiendo. Una serie de alarmas han sido programadas para despertarle y van explotando una tras otra hasta que se despierte. Uis, maestro de Birus-Sama, ayuda a Birus-Sama a despertarse tras decirle que de lo contrario se va a poner a cantar una canción (imagino que no debe cantar muy bien). Birus-Sama se toma un buen almuerzo y habla con Uis mostrando su curiosidad por un acontecimiento que ocurrió mientras dormía: La destrucción del planeta Vegeta por parte de Freezer.

Uis le explica a Birus que efectivamente Freezer no dejó ni rastró del planeta. Birus parece recordar al Rey Vegeta. A Birus no le hubiera importado destruir el planeta él mismo, pero le parecía que estaba un poco lejos para esforzarse en hacerlo. Birus comenta que Freezer es un tipo bastante malvado y quizá debería acabar con él la próxima vez que se encontrasen, pero Uis le explica que un Super Saiyajín (Son Gokuh) ya acabó con Freezer, ante lo cual Birus se sorprende. Ésto hace que Birus se interese bastante por el tema, especialmente después de que Uis se lo muestre tal cual ocurrió. Birus también se entera de que no sólo Gokuh, pero también el príncipe Vegeta, sobrevivieron a la destrucción del planeta Vegeta.

Cuando Uis le explica a Birus sobre cómo algunos Saiyajíns se pueden transformar en Super Saiyajíns, Birus recuerda haber visto en sus sueños el haberse enfrentado a un "Dios Super Saiyajín", lo que le parece una premonición.

Birus y Uis se encuentran con el pez oráculo. Hace 39 años, el pez oráculo mencionó a Birus que dentro de 39 años se enfrentaría a un enemigo muy poderoso. A pesar de que el pez oráculo parece no acordarse muy bien de ésto, Birus está convencido de que este enemigo poderoso es el Dios Super Saiyajín. A Uis todo ésto le parece una exageración, pero usando sus poderes descubre que casi todos los Super Saiyajíns se encuentran en la Tierra. Birus nunca ha oído escuchar sobre la Tierra y Gokuh se encuentra en el planeta Kaioh del Norte, así que decide dirigirse allí (al parecer no se tarda más de 26 minutos en llegar allí desde donde se encuentran).

Mientras tanto, en la Tierra, es el cumpleaños de Bulma, la cual se encuentra decepcionada de que Gokuh justo haya elegido ese día para ir a entrenar con Kaito, ya que Bulma le había avisado a Gokuh sobre su cumple hace 6 meses. Vegeta tampoco está presente ya que se encuentra entrenando. Bulma no quiere decir a Krylin cuántos años cumple. Al parecer, Bulma celebrará su cumple con unos premios Bingo donde se puede ganar un castillo o un avión, aunque ante el interés de C-18, Bulma le comenta que también se pueden canjear por dinero. Por otro lado, Mutenroshi, como siempre, le pregunta a Bulma que si hay algún premio de tipo pornográfico. La respuesta de Bulma es obvia.

Kaito explica a Gokuh que Birus está a punto de llegar y le sugiere que se esconda en la casa de Kaito. Gokuh no puede sentir su Ki ya que se trata de un Dios.

Finalmente Birus y Uis han llegado al planeta Kaioh del Norte. Birus comenta lo pequeño que le parece el planeta, ante lo que Uis le recuerda que fue Birus quien lo dejó así de pequeño después de perder jugando al escondite. Birus ha venido a buscar a Gokuh así que Kaito le pide que salga a saludar de manera educada. Birus le pregunta a Gokuh si conoce algo sobre un Dios Super Saiyajín. Gokuh no sabe nada y Birus no parece creer que Gokuh haya sido capaz de acabar con Freezer. Birus gana interés por ir a la Tierra ya que Gokuh no es el único capaz de transformarse en Super Saiyajín; el príncipe Vegeta y los demás también pueden. Sin embargo, antes de que se dirija a la Tierra, Gokuh le pide si puede enfrentarse a él ya que tiene curiosidad por medir su fuerza.

Es entonces cuando Gokuh le hace una demostración de las fases 1, 2 y 3 de Super Saiyajín. Kaito y Bubbles se esconden en la casa mientras todo ésto ocurre.

A pesar de la confianza de Gokuh, queda claro que no tiene ninguna oportunidad frente a Birus tras un pequeño combate para demostrar su poder. El planeta Kaito queda bastante destruído tras el combate. Birus ha dejado a Gokuh KO con un simple toque y se va silbando tan tranquilo.
Kaito está convencido de que estos acontecimientos son muy importantes y no se pueden ignorar y decide avisar a Vegeta de que Birus y Uis se dirigen a la Tierra. Vegeta se encuentra entrenando en una de las naves de la Capsule Corporation con altos niveles de gravedad cuando recibe el mensaje de Kaito. A Vegeta le suena el nombre de Birus-Sama. Kaito le explica que es mejor no intentar nada con Birus puesto que de lo contrario la Tierra será destruída. Vegeta se queda sorprendido de que Gokuh haya perdido contra alguien estando en Super Saiyajín fase 3.
Es entonces cuando Vegeta se dirige a la fiesta de cumpleaños de Bulma, que parece ofendida porque los Saiyajíns envejecen más lento que ella y porque Vegeta se encuentra con su traje de combate.

A pesar de ir en contra de la personalidad de Vegeta, se encuentra aterrorizado por la idea de que Birus-sama está de camino a la Tierra. Puesto que el Ki no funciona frente a los dioses, Vegeta no puede detectar cuando Birus-sama está cerca o presente, pero es el propio Birus-sama quien le saluda nada más llegar a la localización del cumpleaños de Bulma. Nada más verle, Vegeta recuerda a Birus-sama, cuando el padre de Vegeta, el Rey Vegeta, estaba aterrorizado frente a Birus-sama mientras le invitaba a un almuerzo. Vegeta todavía era un crío y la situación estaba fuera de su alcance.
A Birus-sama le parece que huele muy bien y decide involucrarse en la fiesta de cumpleaños de Bulma. Cuando le pregunta a Vegeta sobre el Dios Super Saiyajín, Vegeta no sabe nada pero se queda sorprendido por el término.
Finalmente es Bulma quien encuentra a Birus-sama y Uis y les invita a la fiesta, Vegeta se queda alucinando al contemplar como Birus-sama come y se lo pasa bien con los amigos de Gokuh.

Pilaf, como era de esperar, hace su aparición y está buscando las 7 bolas del dragón con el objetivo de pedir un deseo para ser rico y dominar el mundo. Al parecer la última vez Pilaf pidió el deseo de volverse jóvenes y no fue del todo un acierto ya que ahora tienen aspecto de niños. El objetivo de Pilaf es convertirse en el emperador Pilaf.
Pilaf y sus amigos encuentran la habitación donde se encuentran los premios bingo de la fiesta de Bulma. Mientras buscan entre los varios premios disponibles dan con las bolas de dragón. Mientras celebran el haberlas encontrado, Trunks aparece en la habitación curioseando de porqué se encuentran allí. Trunks piensa que Pilaf es una especie de mono que puede hablar, lo cual no le sienta nada bien a Pilaf. Trunks llama a Goten para que se acerque a la habitación. Pilaf, Mai y Shou se quedan temblando al ver el peinado de Goten, ya que por su gran parecido a Gokuh piensan que se trata del propio Gokuh. Entonces recuerdan cuando Gokuh se convirtió en Ohzaru en las primeras aventuras de Dragon Ball. Pilaf, Mai y Shou se van corriendo, aunque Mai le da a Trunks uno de los diamantes que ha cogido de la habitación antes de irse. Trunks le miente a Goten diciéndole que Mai es su novia y que ya han salido juntos varias veces.
Sin embargo, la realidad es que Mai se ha hecho con la bola de cuatro estrellas y le dio el diamante a Trunks para distraerles.
Bulma se cree que Mai es la novia de Trunks y le sugiere a Trunks que se la presente a Bulma. Entonces Trunks le cuenta a Mai que ha estado mintiendo y le pide que actúe durante un rato como si fuera su novia. Mai accede a la petición con el verdadero objetivo de hacerse con todas las bolas de dragón. Pilaf reconoce a Bulma y la recuerda de la primera aventura de Dragon Ball en la que Gokuh se transformó en Ohzaru.

Mientras todo esto ocurre, Gokuh continúa entrenando en el planeta Kaioh del Norte, destrozándolo un poquito más de como lo había dejado Birus.

Cuando todos están disfrutando de la comida, Bulma anuncia los premios del bingo. A Birus las bolas de dragón le recuerdan a las del planeta Namek. Yamcha se da cuenta de que una de las bolas de dragón falta. Pilaf, Mai y Shou se intentan ir bien rápido cuando ésto ocurre, pero Trunks intenta parar a Mai para que le de su número de teléfono movil. Entonces a Mai se le cae al suelo la bola de dragón de cuatro estrellas. Pilaf amenaza con que Mai acabará con Trunks con su pistola si no les entregan un montón de dinero. Entonces Gohan hace su aparición como Gran Saiyaman. Gohan demuestra su poder pidiéndole a Mai-chan que le dispare a la cara y esquivando todas las balas. Desafortunadamente una de las balas alcanza a Videl en la pierna, pero Dende (Kami-sama) se encuentra allí para curarla. Dende se da cuenta de que Videl está embarazada pero de momento Videl y Dende lo mantienen en secreto.
A Birus le alcanzó otra de las balas y al cabrearse decide que va a destruir la Tierra. Es entonces cuando Vegeta sale a bailar delante de todos a la zona de presentación de los premios bingo para distraer a Birus y que todos se olviden un poco de la situación. Muy aterrorizado tiene que estar Vegeta para hacer algo así, debido a su orgullo... Birus menciona que Vegeta baila tan mal como Uis canta.

Bulma recupera la bola de dragón de 4 estrellas y continúa presentando los premios del bingo. Birus y Uis siguen disfrutando de la comida. A Birus le apetece probar uno de los pastelillos de los que está comiendo Buu, pero Buu los quiere todos y los empieza a chupar. Dice que convertirá a Birus en bocadillo y se lo comerá, lo cual no le sienta bien a Birus y se cabrea.

Éste es el desencadenante del comienzo del combate de Birus contra básicamente todos los amigos de Gokuh. Buu ataca a Birus pero no tiene ninguna opción. Birus acaba bien rápido con C-18, Ten Shin Han, Piccolo y Gohan, rematando a Buu una vez más.

El propio Vegeta se transforma en Super Saiyajín y se lanza al combate. No cae tan rápido como los demás, pero aún así le es bien fácil a Birus vencerle. Mientras tanto, Uis está disfrutando del Sushi, comida que parece encantarle particularmente.
Goten y Trunks se fusionan e intentan atacar a Birus-sama, mencionando que todo ésto ha ocurrido por un pastelillo. A Birus-sama le basta con unas palmaditas en el trasero de Gotenks para vencerles. Birus parece bastante decepcionado por no haber podido probar el pastelillo ni haber encontrado al Dios Super Saiyajín.
Bulma aparece y le dice a Birus que ha arruinado su cumpleaños número 38, dándole a Birus una bofetada. Birus se la devuelve y Bulma cae al suelo, todo ésto ante los ojos de Vegeta. Ésto le afecta enormemente a Vegeta, que se vuelve a transformar en Super Saiyajín incrementando tremendamente su poder. Impresionantemente Vegeta consigue dar un par de golpes fuertes a Birus.

El propio Mutenroshi piensa que Vegeta ha superado a Gokuh en este preciso instante. Pero a pesar del enorme esfuerzo de Vegeta y de los golpes que Birus ha recibido, Birus parece invulnerable y completamente inafectado por lo que parecía una paliza que Vegeta le había dado. Birus menciona que destruirá la Tierra y se irá a casa. Un simple golpe en la frente de Vegeta le deja completamente KO. Uis parece retrasar un poco las intenciones de Birus de destruir la Tierra ya que le encanta el Sushi y quiere seguir comiendo y dando largas.
Mientra Uis se despide del dependiente del puesto de Sushi, Birus empieza a preparar una gigante bola de energía para destruir el planeta.

Entonces aparece Gokuh, ante la sorpresa de todos, que parece que empiezan a tener algo de esperanza. Birus deja de preparar la bola de energía y Gokuh le pide que, a pesar del ser el Dios de la Destrucción, intente pasar por alto la destrucción del planeta Tierra. Son Gokuh reconoce sinceramente que no cree ser rival para Birus. Sin embargo, Gokuh tiene una idea. Le comenta a Birus que piensa que con un poco más de tiempo podría lograr hacer aparecer al Dios Super Saiyajín. Birus accede a darle un poquito más de tiempo.
El plan de Gokuh es invocar al Dragón Shenron con las 7 bolas de dragón de las que ya disponen y preguntarle a Shenron acerca del Dios Super Saiyajín.
Gokuh pide permiso a Bulma para usar las bolas de dragón y ella accede con tal de que sirva para acabar con Birus, a quien considera un maleducado.

Gokuh le explica a Bulma que Birus es un Dios, lo cual Bulma no sabía y Vegeta le insiste en que de hecho es el Dios más temido del universo. El propio Gokuh reconoce que Birus es el más fuerte del universo y que incluso los supremos Kaioh-Samas se aterrorizan al verle.
Finalmente Gokuh invoca al Dragón Shenron.

Shenron aparece y Gokuh le pregunta sobre sus conocimientos acerca del Dios Super Saiyajín. Gokuh le pregunta a Shenron que en caso de que conozca al Dios Super Saiyajín lo traiga hasta aquí. Shenron parece conocer al Dios Super Saiyajín, pero explica que realmente no existe, sino que es un Dios creado por los Super Saiyajíns siguiendo un procedimiento.
Shenron se queda impresionado cuando Gokuh menciona que es Birus-sama quien quiere ver al Dios Super Saiyajín. De hecho hasta el propio Shenron parece temerle.

Shenron explica como el Dios Super Saiyajín apareció en el pasado después de sentir la oscuridad entre varios saiyajín. Fue creado por los saiyajín de buen corazón, que no eran en abundancia por entonces. El Dios Super Saiyajín fue capaz de derrotar a los saiyajíns de corazón oscuro.
Sin embargo, cuando aún quedaban saiyajíns por vencer, el Dios Super Saiyajín volvió a su estado normal. Había utilizado toda su fuerza y no pudo mantener el estado de Dios Super Saiyajín por más tiempo. Como consecuencia, el planeta Vegeta se convirtió en un lugar de saiyajíns malvados y el Dios Super Saiyajín desapareció incluso de las leyendas, lo cual explica porqué nadie sabe sobre él en la actualidad.
Shenron explica que si 5 saiyajíns de corazón puro juntan sus manos y la luz de un saiyajín de corazón puro se transmite, entonces ese Saiyajín se convierte en el Dios Super Saiyajín.

Tras esta explicación, Shenron da el deseo por cumplido y se retira, las 7 bolas de dragón se vuelven a repartir por todo el planeta. 
Piccolo opina que es imposible encontrar a cinco saiyajíns de corazón puro, ya que él considera que sólo Gohan y Goten tienen corazón puro. Bulma considera que Trunks también tiene corazón puro, pero Piccolo no lo considera así al tener una novia de esa edad. Por su parte, Chichí se sorprende de que Piccolo considere que Gokuh no es de corazón puro.

Mutenroshi explica como Gokuh se obsesiona demasiado con las peleas y ésto podría hacer que no fuera de corazón puro. Ante este comentario, Chichí reacciona y llama viejo pervertido a Mutenroshi.
A Birus-sama se le está acabado la paciencia y dice que consigan de una vez hacer aparecer al Dios Super Saiyajín.
Gokuh, Vegeta, Gohan, Trunks y Goten se reunen dándose la mano en un círculo y estando transformados en Super Saiyajín. Vegeta no parece muy contento de que Gokuh vaya a ser el Saiyan principal en este procedimiento.
Entre tanto, Birus-sama y Uis se siguen inflando a comer, les encanta la comida de la Tierra.
Gokuh se mantiene en estado Super Saiyan mientras que los demás vuelven a su estado normal. Mutenroshi piensa que lo han logrado. Krylin y Bulma también opinan que Gokuh se ha convertido en el Dios Super Saiyajín.
Sin embargo, Piccolo está convencido de que no tiene sentido luchar y que ésto no es el resultado del Dios Super Saiyajín. Piccolo explica como el nivel de energía de Gokuh se ha incrementado simplemente porque los demás le han transmitido energía.
Uis comenta cómo se han saltado un paso, ya que se supone que cinco saiyajíns deben dejar fluir su energía a otro saiyajín, mientras que en este caso son cuatro saiyajíns y Gokuh, por tanto necesitan ser un total de seis Saiyajíns.

Bulma sugiere que Vegeta tiene un hermano menor, pero Vegeta dice que está en un planeta muy lejano y por tanto no es posible ya que no tiene manera de localizarlo.
Justo cuando Birus menciona que se le ha acabado la paciencia y va a destruir la Tierra y luego irse a casa, Videl interviene diciendo que hay un sexto saiyajín y que definitivamente tiene sangre saiyajín. Dende explica que Vídel está embarazada ante lo cual Gohan salta de alegría. Videl lo estaba mantienendo en secreto para darle una sorpresa a Gohan-kun.
Los saiyajíns vuelven a formar el círculo, esta vez junto con Vídel. Esta vez todos ven fluir su energía hacia Gokuh, quien asciende con un aura de energía azul.

Finalmente Gokuh se ha convertido en el Dios Super Saiyajín. Como resultado tiene el cabello de color rojo y parece algo más delgado que en su versión normal. No parece que Krylin y los demás puedan medir el Ki de Gokuh, lo cual demuestra que realmente se ha convertido en un Dios.

Birus afirma que si realmente Gokuh es más fuerte que él se dará por satisfecho y no destruirá la Tierra.
Comienza el combate y Birus comprueba como realmente Gokuh se ha convertido en un Dios, pero se da cuenta de que Gokuh no parece satisfecho. Gokuh explica que sí que está un poco satisfecho ya que de esta manera puede permitir que la Tierra no sea destruída. Sin embargo, debido a su orgullo Saiyajín, no está contento de haber necesitado la ayuda de los demás para llegar a este estado.

Un combate impresionante comienza y a los ciudadanos de los alrededores de esta zona del planeta Tierra les parece sentir como si estuviera ocurriendo un terremoto. Mutenroshi y los demás se meten en una nave de la Capsule Corporation para poder seguir el combate de más cerca. A los amigos de Gokuh que pueden volar no les hacen falta ya que pueden acercarse ellos mismos a seguir el combate con más detalle.

Llegado el momento, Birus consigue hacerle a Gokuh un rasguño en la cara. Birus le comenta a Gokuh que considera que su orgullo es una debilidad, ante lo que Gokuh afirma que el orgullo de Vegeta es mucho mayor que el suyo. Gokuh afirma respetar a Vegeta.

Tanto Gokuh como Vegeta, sin embargo, han aprendido a dejar su orgullo de un lado para actuar de la manera correcta en las situaciones que lo requieren.
Cuando Birus menciona que aún no ha utilizado todo su poder, Gokuh dice que él sólo ha utilizado como el 80 por ciento.

Ambos incrementan la velocidad del combate y parece que Gokuh vuelve a su estado normal (desaparece el cabello rojo). En realidad ésto significa que Gokuh a aprendido a controlar el poder del Dios Super Saiyajín y por ello físicamente puede mantener su estado normal, conservando a su mismo tiempo el poder del Dios Super Saiyajín.

Parece que Gokuh puede incrementar su poder aún más transformándose en Super Saiyajín. El combate prosigue subiendo aún más de nivel. A Piccolo le sorprende ver que Gokuh ya no se parece físicamente al Dios Super Saiyajín.
El combate va a tal velocidad que a los demás les es imposible percibir nada más con sus ojos. Gokuh parece estar dando una paliza a Birus en este momento, hasta el punto de que lanza un Kame Hame Ha de tal dimensión que parece incontrolable por parte de Birus-sama.

Sin embargo, a pesar de todo ésto, Birus sama sigue en combate como si nada, esquiva a Gokuh y empieza a preparar una bola de destrucción aún más grande que el Kame Hame Ha de Son Gokuh.

Gokuh intenta todo lo posible por parar la bola de energía de Birus-sama y en cierto momento se da por perdido. Birus-sama considera que Gokuh es alguien especial, un genio, lo cual le hace feliz a Gokuh, pero a pesar de ello se ha dado cuenta de que hay una enorme diferencia de poder entre él y Birus.
Cuando parece que es el fin del mundo, Chichí y los demás piensan en Gokuh dándole su apoyo. Ésto hace que Gokuh recupere sus fuerzas y consiga parar la onda de energía destructiva de Birus.

El mismísimo Birus se sorprende de que Gokuh lo haya conseguido frenar y le gustaría afirmar que ha perdido contra Gokuh pero Gokuh afirma que es él quien ha perdido ante Birus. Gokuh reafirma que Birus-sama es el mejor del universo.
Birus explica que Gokuh es hasta el momento el segundo oponente más fuerte al que se ha enfrentado y que en realidad él es solo uno de los dioses de los 12 universos que existen. Uis, quien está siempre comiendo y vigilando a Birus, es en realidad el maestro de Birus.
El universo en que se encuentran ahora es el Séptimo universo y Birus es el Séptimo Dios de la Destrucción. Ésto le alegra a Gokuh y se empieza a reir porque le hace pensar que tendrá muchos más oponentes fuertes a los que enfrentarse. Gokuh se queda sin energías y empieza a caer, pero el propio Birus le coge de la mano y le ayuda a mantenerse a salvo. Todos se alegran de ver que Gokuh sigue con algo de energía para sobrevivir.

Birus se dispone a destruir la Tierra como había prometido, pero se ha quedado sin energía suficiente para hacerlo después de luchar con Gokuh y no destruye más que un trozo de roca. Birus dice que la próxima vez que venga traerá al planeta la destrucción completa. Uis le ofrece a Gokuh ser el próxmo Dios de la Destrucción cuando Birus-sama desaparezca pero obviamente Gokuh rechaza la oferta.

Birus pide perdón a Bulma por haber causado problemas el día de su cumple y Gokuh bromea a Vegeta diciendo que la próxima vez tendrá que golpear a Bulma para que Vegeta pueda incrementar su poder. A Birus le encantaría probar el pastelillo la próxima vez que venga a la Tierra y Bulma tendrá muchos preparados para él.

A Gokuh le hace ilusión pensar que en el futuro podrá volver a luchar contra Birus-sama. Uis y Birus se despiden.

Después de todo, parece que Gokuh ha conseguido un nuevo amigo.

 

 

 Actualizaciones

05/10/2013

Inauguramos la sección. 

 

 


 

 

 

Si quieres ser uno de nuestros afiliados pincha aqui... ¡ Comparte tus visitas con nosotros !


 Dragon Ball Z Games Dragon Ball Z

El Mundo de Dragon Ball